Blooming Inside

Los recuerdos no pueden heredarse. Son flores esporádicas y silvestres que nacen donde menos se espera, incluso contra la voluntad del dueño de la tierra; su vigor se prueba mediante la resistencia al deseo de extirpar su simiente.

A veces te asaltan, te acosan, te derriban, te inmovilizan sobre el suelo; o se desprenden de las altas y poderosas ramas del olvido como enmascarados seres enemigos.

A veces, por el contrario, aparecen igual que impuntuales invitados, tropezando y balbuceando, cuando ya habías dejado de esperarlo, y solicitan permiso para entrar.

A veces están dentro de ti, brotan, crecen, se invisten de facciones, modales y actitudes conocidos, aunque borrosos ya, se incorporan frente a ti y te miran, con rencor o con delicadeza, de hito en hito… Tú sabes quiénes son: son los recuerdos.

This is a unique website which will require a more modern browser to work!

Please upgrade today!